Una solución para reducir la brecha de género en el mundo? El teléfono móvil

250 millones de mujeres empezaron a usar su propio teléfono móvil en los últimos seis años. Para muchas de ellas, este dispositivo es mucho más que una herramienta con la que comunicarse: es un símbolo de independencia y una vía de acceso a la educación, la información y la toma de decisiones dentro de sus comunidades.

Un nuevo estudio publicado por la Universidad de Oxford, con datos proporcionados por más de 100.000 féminas, relaciona el acceso a teléfonos móviles con un mayor empoderamiento de la mujer y una mejora de la salud en países de ingresos bajos.

El mapa de la desigualdad

En los países con ingresos medios y bajos, las mujeres tienen un 10% menos de posibilidades de tener un teléfono móvil que los hombres. Si tenemos en cuenta la brecha en el acceso a internet, el porcentaje aumenta hasta el 23%. La diferencia es especialmente amplia en el sudeste asiático, en donde los porcentajes aumentan hasta el 28% y el 57%, respectivamente, según datos del informe ‘The Mobile Gender Gap Report 2019’ de GSMA.

Las principales barreras que se encuentran muchas mujeres a la hora de poseer un móvil son de tipo económico, pero también entran en juego la falta de conocimientos y la ausencia de libertades. Según datos de la ONU, en 18 países del mundo los hombres pueden impedir legalmente que sus esposas trabajen. En 39 países, las hijas y los hijos no tienen los mismos derechos de herencia; y en 49, no existen leyes para proteger a las mujeres de la violencia doméstica.

Los móviles suponen una importante herramienta para dotar a las mujeres de facilidades y conocimientos con los que hacer frente a esta desigualdad. De acuerdo con el estudio ‘Aprovechar los teléfonos móviles para lograr un desarrollo sostenible’, realizado por investigadores de la Universidad de Oxford y publicado en ‘Proceedings of the National Academy of Sciences’, el acceso a los teléfonos móviles empodera a las mujeres. Algo que sucede a nivel global, pero que resulta especialmente significativo en los países en vías de desarrollo.

Tecnología, independencia e información

El acceso a las tecnologías ha transformado el modo en que buscamos información, nos comunicamos y nos organizamos. Hoy en día, participar en la revolución digital es fundamental para tener impacto y representación en la sociedad.

El equipo de la universidad británica analizó múltiples indicadores vinculados al desarrollo sostenible en más de 200 países entre 1993 y 2017. Además, realizó encuestas a más de 100.000 mujeres de siete países de África subsahariana.

Una de sus primeras conclusiones es que el acceso a teléfonos móviles implica un mayor uso de anticonceptivos y menor mortalidad materna e infantil. Según datos de la ONU, solo el 52% de las mujeres casadas toma libremente sus propias decisiones en lo relativo a las relaciones sexuales, el uso de anticonceptivos y la atención médica.


∴ Puedes leer el reportaje completo en el blog de Lenovo. También puedes leer todos mis trabajos en este medio pinchando aquí

∴ Imágenes | Unsplash/Anaís AlmeidaUnsplash/Annie Sprat

Entradas creadas 48

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba